Alto Desempeño, ¿Mito o Realidad?

El Juego Serio Aumenta la Productividad
27 octubre, 2016
Coaching organizacional: movilizador del cambio
27 octubre, 2016

Alto Desempeño, ¿Mito o Realidad?

Hoy en día todas las necesidades y problemáticas organizacionales nos revelan que la conjugación de habilidades y esfuerzos pueden lograr resultados grandiosos, no puedo dejar de pensar como un escenario deportivo se relaciona con el mundo organizacional y corporativo de nuestro país.

Si hacemos una comparación entre la rutina de un deportista en Colombia y la rutina de una organización encuentro muy relevante las siguientes analogías:

  1. Somos seres humanos, siempre está presente la reunión de una o varias personas por un sueño o meta en común, y esto equivale al número de miedos y habilidades que tiene este grupo de participantes por acercarse a su objetivo.
  1. ¿Recursos suficientes?… en muchas ocasiones los recursos no están en la cantidad o calidad requerida, así que debemos hacer uso de la creatividad y ser prácticos para hacer mucho con poco, o en su efecto salir a buscar algún apoyo.
  1. ¿Sabes quién lo sabe hacer bien?, para ser el mejor debemos saber buscar a quien nos enseñe a encontrar nuestro máximo nivel. Hay que ser humildes y aprender de los demás, es la única forma de que podamos hacer redes de apoyo para subsistir en nuestro mercado. La competencia entre las empresas no es para acabar al competidor más cercano, es para lograr el mayor valor para la sociedad y los accionistas.
  1. ¿La disciplina si nos lleva algún lado?, crear hábitos que perduren en las personas no es fácil, pero cuando se logran los resultados esperados estaremos seguros que cada integrante del equipo dio lo mejor de sí para lograr este meta, y que ninguno se guardó o se abstuvo de entregar algo en el momento de la competición; todos tendrán la satisfacción interna de hacerlo bien y por consiguiente querrán repetir esa sensación maravillosa.
  1. ¿Qué me motiva?, si bien hay factores externos que no podremos controlar, si hay algo que nuestro equipos pueden manejar y son sus motores internos, ¿por qué hacer lo que hacen?, sus razones para levantarse cada día y superarse a sí mismos (su familia, sus sueños…). Si logramos que cada persona mantenga fuerte sus motivadores internos podrán incluso superar o manejar los imprevistos que surjan en el día a día empresarial.

aaeaaqaaaaaaaac7aaaajgzjmjm2n2jilwqxmtqtnddhms05njkylthizmu5mdzimguzna

Si bien nuestros deportistas nos muestran ejemplos de efectividad y por otro tanto desde hace varios años las organizaciones han estado trabajando en la construcción de competencias y cultura de desempeño, debemos tener claro que para que nuestros colaboradores puedan lograr resultados que generen ventajas competitivas (es decir superar sus objetivos, ser innovadores, eliminar errores, un servicio excepcional etc.), pienso que es indispensable fortalecer los siguientes 3 pilares para el logro de resultados con la gente:

  • QUERER HACERLO: asegure que su colaborar conoce y tiene formalizado el resultado que debe lograr, identifique las razones de ganancia y valide las motivaciones internas y externa que tiene cada integrante de su equipo. Enséñele a su gente a pensar y proyectarse como un ganador, si este punto está presente en sus deseos cada mañana nunca perderán  las ganas de esforzarse.
  • PODER HACERLO: revise las competencias y habilidades de su gente, hay que identificar fortalezas y oportunidades; ¿qué es lo que usted hace muy bien? Entrénelo, debe formarlo con técnicas, buenas prácticas y una rutina que le permita potencializar eso que hace muy bien e ir aprendiendo a superar sus debilidades. Esto toma tiempo así que es importante que hayan programas continuos hasta que la capacidad sea un valor agregado en todo su equipo. Usted como entrenador o Coach debe estar ahí para resolver inquietudes y para reconocer avances, pues como vimos en el punto anterior la motivación es el motor de todo aquel que quiera cumplir una meta.
  • CÓMO HACERLO: brinde espacios claros donde sus colaboradores puedan poner en práctica sus habilidades a un nivel superior. Bríndeles los recursos como tiempo, información y elementos de trabajo para que ellos puedan hacerlo bien todas las veces que sean necesarias, recuerde la práctica hace al maestro. Realice un seguimiento objetivo y documentado con hechos y datos para poder re direccionar lo que no esté funcionando.

Recuerde los equipos ganadores no se forman de la noche a la mañana requieren una disciplina de trabajo (o revise los años y rutinas de práctica de los campeones), pero los resultados hablarán por si solos.

 Y qué hacer con cuando no tenemos tiempo de formar… se podría atraer o comprar talento ya formado pero sin duda debe realizar una alienación en el querer, saber y hacer para que asegure los resultados esperados, son principios básicos de gestión con la gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *